1aria -Quiste de Baker
image

QUISTE DE BAKER

 

Añadido en Mayo de 2014.

DOCUMENTO en PDF

García Sieiro, Ricardo, Monteagudo Pousa, Inés. Médicos de Medicina familiar del Centro de Salud de Cambre (A Coruña) Desde Cadernos de Atención Primaria (www.agamfec.com)

Mujer de 67 años que consulta por dolor en pantorrilla izquierda con aumento de volumen, junto con aumento de partes blandas en hueco poplíteo. El dolor aparecía en ortostatismo, durante la marcha, con la hiperextensión y flexión forzada de la rodilla.

A la exploración presentaba dolor y aumento de volumen de la pantorrilla izquierda, de 0.5 cm, sin aumento de temperatura cutánea. Los pulsos distales eran positivos y simétricos.

Ese mismo día se realiza ecografía en consulta que demuestra la presencia de una imagen redondeada bien delimitada hipoecoica con refuerzo posterior de 20.3 mm x 20.9 mm   compatible con quiste de Baker, con comunicación con la cavidad articular de la rodilla. Dado el pequeño tamaño, se decide tratamiento conservador con medidas físicas y antiinflamatorios con mejoría clínica en dos semanas. Se repite ecografía para ver evolución con leve disminución de tamaño (2 mm).

Figura 1.Corte transversal

Figura 2.Corte longitudinal

 

DEFINICIÓN

El quiste poplíteo o de Baker, es producido por un exceso de líquido en la articulación de la rodilla. Cuando la presión se acumula, el liquido se protruye hacia la parte posterior.

Está constituido por una acumulación de líquido sinovial en la bolsa serosa común de los músculos gemelo interno y semimembranoso. Se asocia comúnmente a patología intraarticular de la rodilla, que genere derrame articular (sobre todo, artritis reumatoide, osteoartritis y lesiones meniscales). Suele comunicarse con la cavidad articular de la rodilla, frecuentemente con mecanismo valvular unidireccional.

 

ETIOLOGÍA

  • Enfermedades articulares degenerativas asociadas a la liquido articular aumentado. Osteocondritis disecante, fracturas osteocondrales…
  • Artropatías inflamatorias, que tienen también proliferación sinovial en la articulación y en las bolsas comunicantes: artritis reumatoide, gota, artritis séptica…
  • Traumatismos: es una de las causas de aparición del quiste de Baker en niños.

 

SÍNTOMAS

Desde asintomático a gonalgia inespecífica, aunque lo más común es la presencia de una masa palpable en la parte medial del hueco poplíteo, sin dolor espontáneo ni provocado y de tamaño fluctuante.

Normalmente son visibles desde atrás en la posición de pie como un bulto en la cara posterior de la rodilla, más evidente si se compara con la rodilla no afectada. Los síntomas aumentan en ortostatismo, durante la marcha y con la inflamación de la articulación.

 

DIAGNÓSTICO Se diagnostica por la historia clínica y exploración.

Las radiografías no mostrarán el quiste pero pueden aparecer otros problemas causantes del mismo.

Se confirma su presencia y extensión mediante pruebas de imagen como: ecografía, artrografía con contraste o Resonancia Magnética nuclear (R.M.N.)

El método ecográfico es una técnica no invasiva que brinda de forma sencilla, rápida y a bajo costo, gran ayuda al diagnóstico y al diagnóstico diferencial.

Para diagnosticar ecográficamente un quiste de Baker con certeza basta con identificar el canal de comunicación con el espacio articular, adyacente al cóndilo femoral medial, que es patognomónico, aunque no siempre se ve.

Otros diagnósticos diferenciales comprenden el ganglión quístico, el quiste meniscal, otras masas quísticas varias como: hematomas, abscesos y linfagiomas, el aneurisma de la arteria poplítea, las venas trombosadas y los tumores de origen nervioso.

 

COMPLICACIONES

Disección

Extendiéndose superficial y próximamente entre el gemelo interno y la fascia superficial, llegando incluso hasta el tobillo. En estos casos pueden comprimir venas, arterias y troncos nerviosos, y simular TVP o isquemia, o aparecer síntomas y signos neurológicos como parte de un síndrome compresivo del compartimiento posterior y, más raramente, del compartimiento anterior.

Ruptura

Cuando se rompe hay pérdida de líquido en la grasa y músculo vecino. El quiste roto deja espontáneamente de drenar líquido en uno o dos días. Pueden romperse, con derrame del líquido sinovial hacia el tobillo, lo que produce una tumefacción indolora del mismo o hinchazón de toda la pierna, que puede confundirse con una tromboflebitis.

 

TRATAMIENTO

En la mayoría de los casos el tratamiento es médico, tratando la enfermedad articular de base, y el reposo con pierna elevada y la compresión suave; Normalmente se resuelve vaciando la articulación de la rodilla mediante punción e inyectando corticoides para evitar su reproducción. El tratamiento quirúrgico, raras veces necesario, puede consistir simplemente en la aspiración del contenido del quiste si produce mucho dolor y efectos compresivos por gran distensión. Finalmente, puede ser necesaria la escisión del quiste por cirugía convencional.

 

BIBLIOGRAFIA

  1. Nomura A, Fujita Y, Haji Y, Yamaguchi M, Tomino T, Watanabe T.Clinical images: Baker´s cyst in rheumatoid arthritis. Arthritis Rheum. 2011 Mar; 63(3):774. doi: 10.1002/art.30088.
  2. Quistes de Baker, su importancia en Medicina Interna. Revista del Hospital Privado de Comunidad.Volumen5, número 2, agosto-diciembre 2002.

Compartir artículo: