Recomendaciones 2017 sobre consumo de zumo de frutas en la infancia

image

 

RECOMENDACIONES ACTUALES 2017 SOBRE EL JUGO DE FRUTAS EN BEBES, NIÑOS Y ADOLESCENTES. SECCIÓN DE GASTROENTEROLOGÍA, HEPATOLOGÍA Y NUTRICIÓN DE LA ASOCIACIÓN AMERICANA DE PEDIATRIA (APP)

Incluido en Julio 2017

CONCLUSIONES

1. El jugo de fruta no ofrece beneficios nutricionales para los bebés menores de 1 año.

2. El jugo de fruta no ofrece beneficios nutricionales sobre la fruta entera para los lactantes y los niños y no tiene un papel esencial en dietas saludables y equilibradas de los niños.

3. El cien por cien del zumo de fruta fresco o reconstituido puede ser una parte saludable de la dieta de los niños mayores de 1 año cuando se consumen como parte de una dieta bien equilibrada. Las bebidas de fruta, sin embargo, no son nutricionalmente equivalentes al jugo de fruta.

4. El jugo no es apropiado en el tratamiento de la deshidratación o el manejo de la diarrea.

5. El consumo excesivo de jugo puede estar asociado con malnutrición (sobrenutrición y desnutrición).

6. El consumo excesivo de jugo se asocia con diarrea, flatulencia, distensión abdominal y caries dental.

7. Los productos de jugo sin pasteurizar pueden contener patógenos que pueden causar enfermedades graves y deben administrarse a los niños con cautela.

8. No es probable que una variedad de jugos de frutas, tomados en cantidades apropiadas para la edad de un niño, cause síntomas clínicos significativos.

9. Los jugos fortificados con calcio proporcionan una fuente biodisponible de calcio y a menudo de vitamina D, pero carecen de otros nutrientes presentes en la leche humana, en la fórmula para lactantes y en la leche de vaca.

 

RECOMENDACIONES

1. El jugo no debe introducirse en la dieta de los lactantes antes de los 12 meses de edad, a menos que se indique clínicamente. La ingesta de jugo debe limitarse, como máximo, a:

110 cc/ día en niños de 1 a 3 años de edad,

110 a 170 cc / día para niños de 4 a 6 años de edad.

Para los niños de 7 a 18 años de edad, la ingesta de jugo debe limitarse a 230 cc o 1 taza de las recomendadas 2 a 2,5 tazas de porciones de fruta por día.

2. Los niños pequeños no deben recibir jugo de botellas o tazas fácilmente transportables que les permitan consumir jugo fácilmente durante el día. A los niños pequeños no se les debe dar jugo antes de acostarse.

3. Se debe animar a los niños a comer fruta entera para que cumplan con la ingesta diaria recomendada de frutas y deben ser educados con respecto al beneficio de la ingesta de fibra y el tiempo más consumo, con necesidad de mas tiempo, para las mismas kilocalorías al consumir fruta entera en comparación con el jugo de fruta.

4. Se debe educar a las familias para que, para satisfacer las necesidades de líquidos, la leche humana y/o la fórmula para lactantes sean suficientes. Mientras que la leche baja en grasa o sin grasa y el agua son suficientes para los niños mayores.

5. El consumo de jugo no pasteurizado debe ser fuertemente evitado en lactantes, niños y adolescentes.

6. El jugo de pomelo debe evitarse en cualquier niño que tome medicamentos que son metabolizados por CYP3A4.

7. En la evaluación de los niños con malnutrición (sobrenutrición y desnutrición), el pediatra debe determinar la cantidad de jugo que se consume.

8. En la evaluación de niños con diarrea crónica, flatulencia excesiva, dolor abdominal e hinchazón, el pediatra debe determinar la cantidad de jugo que consume.

9. En la evaluación del riesgo de la caries dental, los pediatras deben informar frecuentemente sobre la relación entre el jugo de fruta y la caries dental y determinar la cantidad y los medios del consumo del jugo.

10. Los pediatras deben deben informar frecuentemente sobre el uso del jugo de fruta y de las bebidas de fruta y deben educar a niños mayores, adolescentes, y a sus padres sobre diferencias entre los dos.

11. Los pediatras deben abogar por la reducción del jugo de fruta en las dietas de los niños pequeños y la eliminación del jugo de fruta en niños con ganancia de peso anormal (pobre o excesiva).

12. Los pediatras deben apoyar las políticas que buscan reducir el consumo de jugo de frutas y promover el consumo de fruta entera por bebes y niños pequeños (por ejemplo, cuidado de niños / preescolares) que consumen jugos, incluso a través del Programa Especial de Nutrición Suplementaria para Mujeres, Infantes y Niños (WIC).

Adaptado de: Heyman MB, Abrams SA, AAP SECTION ON GASTROENTEROLOGY, HEPATOLOGY, AND NUTRITION, AAP COMMITTEE ON NUTRITION. Fruit Juice in Infants, Children, and Adolescents: Current Recommendations. Pediatrics. 2017;139(6):e20170967

Compartir artículo: