image

DEFINICIÓN DEL PROBLEMA Y PRESENTACIÓN CLINICA DEL PROBLEMA

El atraso mental afecta aproximadamente a 3-5% de la población, estando asociado: Parálisis cerebral, autismo, hipoacusia, déficit visual severo y trastornos diversos del aprendizaje.

MÉTODOS DIAGNÓSTICOS

Cribado:

Se estima que el 20% de las causas del retraso mental son evitables. Por lo que se recomienda una monitorización del desarrollo psicomotor durante la infancia.

Para lo que se utilizan escalas que valorar la maduración como una actividad longitudinal, utilizaremos:

  • Escalas de valoración, validadas para la población diana, para detectar de forma precoz el atraso psicomotor. (Usamos el test de Denver o la de Haizea-Levant).
  • Uso de la preocupación de los padres como método de filtrado para someter a test mas sofisticados, como el caso del PEDS, que valorará el desarrollo motor cognitivo y global, así como el rendimiento escolar y el lenguaje.
  • Evaluación del desarrollo psicomotor del niño por el pediatra de forma rutinaria en los controles de salud. Utilizaremos la tablas de de alarma elaborada por el PAPPS. Grado de recomendación C.
Área evaluada Signos de alarma
Social

No risa social o no fija la mirada con + 2 m

Irritabilidad permanente

Persistencia del reflejo de Moro + 6 m

Pasa ininterrumpidamente de una actividad a otra + de 34 m

No desarrollo de juego simbólico + 24 m

Manipulación

Aducción permanente de los pulgares + 3 m

Asimetría permanente de las manos

Postural

Hipertonía de aductores (aparece 4-8 m)

No sujeción cefálica + 3m

No anda + 18 m

Lenguaje

Perdida del balbuceo

Estereotipos verbales + 24 m

Lenguaje incomprensible + 36 m

1 mes Fija la mirada, balbucea, reacciona con el ruido, succiona correctamente
2 meses Sostienen la cabeza con brazos, variedad de sonidos y llantos, sigue los objetos con la vista, disfruta de la caricias
4 meses Gira la cabeza hacia el ruido, agarra objetos, ríe con los padres, sostiene la cabeza
6 meses Sigue los objetos en movimiento, gira sobre si mismo, se sienta con apoyo, reconoce su nombre, aproxima los objetos a la boca
9 meses Balbucea en diferentes tonos para llamar la atención, busca objetos escondidos, se sienta, bipedestación con apoyo, hace la pinza
12 meses Entiende órdenes sencillas, se comunica con su lenguaje, inicia la deambulación con ayuda, variedad de emociones.
15 meses Señala objetos en dibujos, 5 palabras, camina solo, lleva la comida a la boca, muestra tristeza, muestra objetos a los padres

PREVENCIÓN Y SEGUIMIENTO

Debe de valorarse el desarrollo psicomotor (DPM) de todo niño desde el nacimiento hasta los dos años, al menos tres veces en los 6 primeros meses de vida y cuatro entre los 6 y 24 meses, utilizando el test de Denver.

Compartir artículo: