image

DEFINICIÓN DEL PROBLEMA

El cuidado de la piel de los niños debe integrarse como parte la educación para la salud desde el primer contacto con el centro de salud, contribuyendo a mantener la piel sana.

PREVENCIÓN

Es necesario dar consejo de prevención solar excesiva, especialmente cerca del verano. Se valorará el tipo de piel para aconsejar el tipo de protección.

Tipos de pieles Tipo de prevención
Piel tipo I, se quema siempre y no se broncea nunca. Evitar la exposición al sol del mediodía, proteger todo el cuerpo con ropa en caso de exposición.
Fotoprotector resistente al agua (Factor 15 o más) diariamente en verano o en caso de exposición.
Piel tipo II, se quema siempre y se brocea poco. Minimiza la exposición solar al mediodía
Ropa protectora y factor fotoprotector (15 ó +) si hay exposición.
Piel tipo III, se quema a veces y siempre se broncea. Exposición intensa: Igual tipo II.
Exposición moderada: fotoprotector factor 10-15.
Piel tipo IV-VI, no se quema.
V y VI piel oscura o negra.
No necesita protección habitualmente.
Xeroderma pigmentoso. Estricto contacto con la radiación UV, Protección total con ropa. Factor 15 ó superior habitualmente.
Síndrome familiar de nevus atípicos y melanomas. Igual que tipo I de piel.
Nevus atípicos. Igual que tipo II de piel.
Albinismo. Igual que tipo I de piel, estricto.

Aplicar correctamente las cremas antes de la exposición solar y cada 2 o 4 horas, según la hora del día la intensidad del sol, el tipo de piel, el número de baños de agua, y teniendo en cuenta las superficies reflectantes, agua, nieve, arena

Utilizar ropa que cubra la piel, sombrero y gafas con filtro UV A y B.

SEGUIMIENTO

En los niños de 0 a 16 años realizar, en los meses de exposición y en el 1er, 4º, 6º, 11 y 16 años, aprovechando las revisiones del niño sano.

 

Compartir artículo: