image

INTRODUCCIÓN

La salud infantil ha seguido una evolución muy positiva en las últimas décadas igualándose con el resto de los países desarrollados de nuestro entorno.

Las causas principales de mortalidades el primer año de vida son la patología perinatal, las anomalías congénitas, el síndrome de muerte súbita del lactante y las infecciones. Mientras que los accidentes, las anomalías congénitas y las neoplasias los son desde el primer año hasta los 14 años.

Muchas de las causas de morbi-mortalidad son susceptibles de prevención primaria o secundaria. Igualmente tendremos en cuenta que las principales causas de mortalidad, tanto en la infancia como en el adulto, parten de de hábitos de riesgo aprendidos en la infancia y la adolescencia. Por ello deberemos poner el máximo esfuerzo en promocionar o favorecer desde los primeros momentos de nuestra vida el desarrollo de un estilo de vida saludable para facilitar la modificación o evitar la instauración precoz de hábitos nocivos.

El desarrollo de un nuevo modelo de atención primaria ha propiciado la prestación de una asistencia integral a la población infantil donde prima la realización de actividades preventivas y de promoción de salud.

El control del niño sano protocoliza actividades de educación sanitarias dirigidas a los niños y a las familias, y las actividades preventivas u de detección precoz de los problemas de salud mas habituales, marcando la edad oportuna y la periodicidad de su realización. Los controles de salud son el eje principal para el seguimiento del crecimiento y desarrollo del niño. Requieren, además, que este sea valorado dentro de su familia y comunidad, integrando su salud a aspectos educacionales y sociales

Los controles periódicos de salud que debería realizar el niño sano incluirán una historia clínica y una exploración física detallada. Para posteriormente realizar el consejo preventivo.

La estrategia preventiva poblacional se podrá dividir en dos niveles el básico y el avanzado.

El nivel básico, o paquete mínimo de actividades que deberían realizarse en el 100 % de los controles de salud, debería incluir las siguientes:

  1. Cribado neonatal de metabolopatías congénitas.
  2. Prevención del síndrome de muerte súbita en el lactante.
  3. Cribado de la displasia evolutiva de la cadera.
  4. Promoción de la lactancia materna y supervisión de la alimentación del lactante sano.
  5. Supervisión del crecimiento y desarrollo.
  6. Vacunas
  7. Cribado de las anomalías de la visión.
  8. Cribado de la hipoacusia.
  9. Cribado de la criptorquidia.
  10. Consejo de la prevención de accidentes infantiles.
  11. Actividades de prevención y promoción de la salud bucodental.
  12. Prevención y detección del maltrato infantil.
  13. Prevención del consumo de alcohol.
  14. Prevención del tabaquismo pasivo y activo.
  15. Prevención del embarazo y enfermedades de transmisión sexual en adolescentes.

En el nivel avanzado, donde podremos desarrollar las actividades para las que estemos capacitados personal y materialmente y por las que sintamos interés según nuestros conocimientos o la prevalencia del problema, en ella incluiremos las siguientes actividades:

  1. Prevención cardiovascular (Hipertensión, obesidad, colesterol).
  2. Promoción de la actividad física.
  3. Anemia ferropénica.
  4. Tuberculosis.
  5. Supervisión del desarrollo psicomotor.
  6. Trastornos por déficit de atención e hiperactividad.
  7. Trastornos del comportamiento. Autismo.
  8. Trastornos del habla y del lenguaje.
  9. Trastornos del aprendizaje. Dislexia.
  10. La prevención de los problemas de salud mental.
  11. Fimosis.
  12. Cuidados de la piel y consejos de protección solar.
  13. Espalda: evaluación periódica.

En todas estas actividades existen suficientes evidencias científicas sobre la validez de las pruebas diagnósticas y la efectividad de la intervención.

Habéis de tener en cuenta que la siguiente guía esta planteada para darnos una visión global del control del niño sano, ya que por falta de espacio es imposible desarrollar cada apartado exhaustivamente por lo que os recomendamos, en caso de querer ampliar vuestros conocimientos, la lectura de la bibliografía

Compartir artículo: