image

LA PREVENCIÓN EL CÁNCER DE CERVIX

¿Qué pruebas de cribado de cáncer de cérvix son las más adecuadas desde la Atención Primaria?

Para la prevención del cáncer de cérvix estaría bien indicado el test de Papanicolaou y el test de detección del VPH.

Según la SEGO, el test de Papanicolaou (citología) se debe de:

  • Iniciar a los 25 años,
  • Repetir cada 3-5 años hasta los 65 años.
  • Evitar realizarlo en mujeres con histerectomía.

Añadir la prueba de detección de VPH a todas las mujeres mayores de 30 años mejora la sensibilidad junto la citología del diagnostico hasta casi el 100% y da la opción al facultativo de aumentar el intervalo entre citologías hasta 3 a 5 años.

¿Vacunar frente al virus del papiloma humano (VPH)?

Se recomienda administrar la vacuna contra el VPH a niñas de 11 a 12 años de edad (también se puede administrara a niñas entre 9 a 10 años). También se recomienda para las niñas y mujeres entre 13 y 26 años que no hayan todavía recibido la vacuna o completado todas las dosis de la vacuna.

Actualmente, todas la Comunidades Autónomas están vacunando contra el VPH.

Se han reforzar los programas de cribado del cáncer de cérvix.

Descargar PDF PDF_icon

 

CONTROVERSIAS EN LA PREVENCIÓN EL CÁNCER DE CÉRVIX

Hemos de valorar las estrategias de prevención primaria, que tipo de cribado y su eficacia sobre la supervivencia y la mortalidad, la población diana donde se obtenga la mejor relación entre los beneficios y riesgos del cribado, las estrategias para minimizar los efectos adversos de la detección precoz desde la perspectiva de la Atención Primaria 1.

La neoplasia de cérvix ocasiona en España una importante mortalidad, potencialmente evitables, con una supervivencia a los 5 años del diagnóstico notablemente inferior a la del cáncer de mama, a pesar de disponer de una historia natural susceptible de intervenciones de prevención primaria y secundaria 2,3, aunque no siempre bien calculados con los potenciales efectos adversos del cribado. Al mismo tiempo se difunde la prevención del cáncer en los medios de comunicación a través de campañas publicitarias de los servicios de salud, organizaciones no gubernamentales y sociedades científicas. No obstantes persisten controversias en la prevención del cáncer de colon que reflejan dilemas en los medios de comunicación y generan confusión en el ciudadano.

Preguntas importantes

¿Es mejor vacunar frente al virus del papiloma humano (VPH) que cribar el cáncer de cérvix?

No existen dudas del logro que significa disponer de esa vacuna y de los beneficios que supone su implantación sistemática en los países con alteas tasas de infección. En un escenario como el nuestro, donde la incidencia y mortalidad por cáncer de cérvix son las más bajas del mundo, la decisión de vacunar es controvertida. El Programa de Actividades Preventivas y de Promoción de la Salud (PAPPS) de la SEMFYC, teniendo en cuenta la epidemiología de la infección por VPH y del cáncer de cérvix en nuestro país, así como los datos conocidos hasta ahora sobre la vacuna, considera que la decisión de incluirla en el calendario vacunal sigue siendo precipitada. Actualmente, todas la Comunidades Autónomas están vacunando contra el VPH. Por el contrario, poco se ha avanzado en establecer propuestas que refuercen los programas de cribado del cáncer de cérvix y aumenten sus coberturas 2.

¿Qué pruebas de cribado de cáncer de cérvix más adecuadas para ofertar desde la Atención Primaria?

Siempre que sea posible, es referible realizar las pruebas de cribado en el contexto de los programas de cribado desarrollable de manera prioritaria desde la atención primaria. Los expertos reconocen que cuando los profesionales de atención primaria participan, se obtienen mejores resultados en participación y calidad percibida.

En el ámbito de la consulta se recomienda tener en cuenta las recomendaciones y guías de práctica clínica existentes.

Para el cáncer de cérvix estaría bien indicado el test de Papanicolaou y el test de detección del VPH3.

Según la SEGO (sociedad Española de Ginecología y Obstetricia) El test de Papanicolaou (citología) se debe de iniciar a los 25 años, repetir cada 3-5 años hasta los 65 años. Evitando realizarlo en mujeres con histerectomía.

¿Quién debe de ofertar el cribado y con qué modelo organizativo?

La aplicación de un cribado a nivel poblacional siempre proporciona mejores resultados que una estrategias de cribado oportunista (case finding) como se ha demostrado en neoplasias (ca. mama), porque promueven la participación, mejorando la efectividad y la relación coste-efectiva de la intervención y permite estandarizar los procesos y mantener los circuitos de control de calidad, disminuyendo los potenciales efectos adversos del cribado.

Los profesionales de atención primaria juegan un papel importante en los cribados de la población de riesgo medio, a través de la captación oportunista o poblacional. No obstante, un programa de cribado poblacional es una actuación desalad pública y, por tanto, esté debe estar priorizado como objetivo sanitario en los planes de salud de la diferentes Comunidades Autónomas.

Bibliografía

  1. Marzo Castillejo M, Bobé Armant F. Controversias en la prevención del cáncer de cérvix, colón y próstata. Libro resumen del XXIX Congreso de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria. Barcelona 2009: 58-60.
  2. Marzo Castillejo M, Bellas Becerro B, Ruin Villanueva M, Peguera Cierco P, Moreno Baquerano M. Estrategias de prevención del cáncer. Aten Primaria, 2007; 39 (supl3): 47-66.
  3. Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia, Sociedad Española de Citología y Asociación Española de Patología Cervical y Colposcopia. La infección por papilomavirus. Documento de consenso 2002. [Internet]. Madrid: Meditex; 2003. [Acceso 12 de febrero de 2006]. Disponible en: http://www.aepcc.org/congreso/pdf/CONS-VPH.pdf

Compartir artículo: