image

Técnica de drenaje e infiltración articular

Podemos utilizar esta técnica para realizar la infiltración de los siguientes tipos de alteraciones:

RODILLA:
  • Derrame articular

Pasos a seguir

  1. Asepsia con Betadine®, con la técnica de ampliación centrifuga del círculo, en la zona elegida, según estructuras anatómica de abordajes de la estructura articular, para el drenaje o la infiltración.
  2. Anestesia puntual con anestésico, usando una jeringa de insulina cargada con anestésico.
    Con aspiración previa a infiltrar para evitar punciones sanguíneas.
  3. Drenaje, si es posible, del contenido de la articulación con una aguja intramuscular
    En caso de llenar la jeringa, se cambia esta las veces que sean necesarias, sin retirar la aguja del interior de la articulación.
  4. Tras retirar la aguja de drenaje, por el mismo punto, se realiza una nueva punción con una aguja nueva, para mantener la asepsia, y se inyecta la mezcla de infiltración (anestésico y corticoide de depósito en proporción 1:1).
  5. No suele ser necesario el vendaje compresivo elástico no inmovilizador, aunque se suele utilizar.

Material necesario

  • Aguja de 0,8 x 40 mm (verde, intramuscular)
  • Jeringas de 2 ó de 5 ml
  • Anestésico
  • Mezcla de infiltración: Corticoide de depósito y líquido anestésico en proporción 1:1

Compartir artículo: